Soluciones para Revestimientos Interiores

Romeral cuenta con productos y sistemas que entregan soluciones constructivas para revestimientos interiores.

REVESTIMIENTO TÉRMICO POLIGYP
Es una gran solución de revestimiento térmico interior, de excelente terminación para muros perimetrales que se adhiere a muros de hormigón, albañilería u otros con Pegamento Poligyp.

REVESTIMIENTO ESTÉTICO LIMPIABLE
Las Placas Vinílicas que en conjunto con los sistemas Gyplac, son un gran aporte en la construcción industrial, modular y habilitación de oficinas, otorgando funcionalidad y buenas terminaciones en un mínimo plazo de montaje.

Al revestir una pared es importante revisar el tipo de muro existente y el objetivo que se busca al aplicar el resvetimiento, este puede variar dependiendo del estilo que se busca, las características de la habitación, durabilidad deseada, entre otros.

Conoce los tipos de Revestimientos:

Más info Mostrar menos Revestimiento Directo

Definición

En este tipo de revestimientos se adhiere la placa con motas de adhesivo directamente a la pared existente, por lo general sólida (ladrillo u hormigón) por lo que es fundamental que el muro se encuentre bien impermeabilizado en su cara exterior para evitar así el ingreso de humedad que pueda dañar nuestro revestimiento. Adicionalmente se debe hacer un replanteo de aplomado, dejándose unas guías para las placas que se adherirán posteriormente.

Fig. 1

 

Más info Mostrar menos Revestimiento Semi directo

Definición

Este revestimiento consta de perfiles omega que se adhieren al muro y sirve de soporte para las placas, para esto, el primer paso consiste en realizar un minucioso replanteo que indicará el correcto aplomado, dejando "tacos" que servirán de guía para realizar correctamente el bastidor.

Fig. 2

 

Más info Mostrar menos Revestimiento autosoportante

Definición

En este tipo de revestimientos es fundamental realizar un minucioso replanteo, para que nos permita definir la posición exacta del bastidor. Luego se debe fijar canales a piso y losa, de la misma manera que si fuese un tabique. Una vez ya fijadas, se dispondrán los montantes cada 40 cm de eje a eje para evitar su pandeo. Es importante dejar una separación entre los montantes y el muro a revestir para que la lana de vidrio pase de forma directa y no se generen puentes térmicos. 

Fig. 3

Encuentra Romeral cerca de ti